domingo, 1 de diciembre de 2019

Voy hacia el Norte



La letra de esta “zambita mínima” parece —casi— un glosario
de palabras y términos relacionados con el noroeste argentino.

Algunas —como “cielo”, “sol”, “cerros” y “quebrada”— tienen que ver
con la naturaleza.

Otras —como “Pachamama” y “Tata Dios”—, con la cultura.

En medio —tal vez—, esta zambita que las nombra y que las canta.


(También —si uno quisiera verlo de ese modo—, lo femenino, en
la tierra, en los valles y en la luna… y lo masculino, en el cielo,
los cerros y el sol.)

((En fin, “en lo mínimo está lo máximo”, podría decir alguno.))

----

Voy hacia el Norte

(zambita mínima)

Letra y  música: Douglas Wright


Voy hacia el Norte, donde está el cielo,
voy hacia el Norte, donde está el sol;
con mi burrito, por la quebrada,
a paso lento vamos los dos…

Con mi burrito, por la quebrada,
a paso lento vamos los dos.


Voy hacia el Norte, donde está el cielo,
voy hacia el Norte, donde está el sol;
cerros y valles, soles y lunas,
la Pachamama y el Tata Dios…

Cerros y valles, soles y lunas,
la Pachamama y el Tata Dios.


Altos, los cerros, altas, las nubes,
cielo y más cielo y arriba el sol;
piedras y espinas, cardos y tunas,
y una coplita para el adiós.


Voy hacia el Norte, donde está el cielo,
voy hacia el Norte, donde está el sol;
yo voy cantando por la quebrada
y entre los cerros suena mi voz…

Yo voy cantando por la quebrada
y entre los cerros suena mi voz.


Voy hacia el Norte, donde está el cielo,
voy hacia el Norte, donde está el sol;
subo trepando a paso lento,
bajo trotando a paso veloz…

Subo trepando a paso lento,
bajo trotando a paso veloz.


Altos, los cerros, altas, las nubes,
cielo y más cielo y arriba el sol;
piedras y espinas, cardos y tunas,
y esta zambita para el adiós.





1 comentario: