jueves, 29 de mayo de 2014

Esta luna




Esta luna


Esta luna me persigue
día y noche, noche y día;
esta luna me saluda,
creo que quiere ser mi amiga.


Douglas Wright


lunes, 26 de mayo de 2014

For No One




For No One 

Me imagino a un presentador al estilo
de Ed Sullivan diciendo: “¡Y ahora,
para todos ustedes, “For No One!”.

Otra vez Carlos Porta en guitarra y arreglos.
Y otra vez Douglas Wright en voces.

Grabada en locación en los Alpes (a mitad
de camino entre Amambay y Alemania -y lejos
de Liverpool), nuestra versión de “For No One”,
de los Beatles.

----
Canción: For No One


jueves, 22 de mayo de 2014

¿Cuántas veces, este día?...




¿Cuántas veces, este día?... 


¿Cuántas veces, este día,
has llenado tus pulmones,
dejando que el aire entre
hasta todos los rincones?

¿Cuántas veces, tus pulmones,
has llenado el día de hoy,
con ese aire que entra,
que recorre tus rincones,
y después dice “me voy”?


Douglas Wright


martes, 20 de mayo de 2014

Fiebre amarilla (oro de otoño)



Fiebre amarilla (oro de otoño)


¡Locos, locos, locos, locos!,
los fresnos se han vuelto locos,
tienen la fiebre amarilla,
tienen la fiebre del oro.

¡Locos, locos, locos, locos!,
los fresnos están re-locos,
locos de fiebre amarilla,
locos del oro de otoño.


Douglas Wright


lunes, 19 de mayo de 2014

¿Qué miran esos anteojos?




¿Qué miran esos anteojos?


¿Qué miran esos anteojos
sentados en el sillón,
el silloncito de plaza
en medio de mi balcón?

¿Qué miran esos anteojos
en medio de mi balcón
mientras mis ojos descansan
en medio de esos anteojos
sentados en el sillón?


Douglas Wright




viernes, 16 de mayo de 2014

¿En qué andaremos ahora?



¿En qué andaremos ahora?


Qué cosa, que en los ochenta,
los peinados ochentosos
y la música ochentosa
no parecían “ochentosos”.

¿En qué andaremos ahora
en música, look, cultura,
que dentro de algunos años
(igual que lo “sesentoso”,
“setentoso” y “ochentoso”)
parezca caricatura?


Douglas Wright


 

  

jueves, 1 de mayo de 2014

Una canción cotidiana




Una canción cotidiana


Un canto a lo cotidiano,
eso es lo que es mi canción;
le canto al cielo de otoño,
le canto al fresno amarillo,
y a la ropa que flamea
secándose en el balcón.

Éste es el canto que canto,
una canción cotidiana:
a los gorriones del árbol,
a los tejados de enfrente,
a las hojitas que alfombran
la cortada de mi casa,
y al sol que brilla en el cielo,
el cielo de esta mañana.


Douglas Wright