viernes, 12 de noviembre de 2010

Me río


Me uno al rio (me hago uno con el río, soy uno con el río).



¿Con qué río?, preguntará alguno.

Con el río de la vida.

¿Y cómo se hace eso?, preguntará otro.

Sonriendo.



Alguno de los integrantes de la Ciclopedia lo hace navegando en el barco que es su casa, y lo expresa en la poesía “Mi casa es como un barco”.

Veamos...

Mi casa es como un barco

Mi casa es como un barco,
un barco de madera;
la calle es como el mar,
la costa es la vereda.

En mi barco yo navego
por el mar de la mañana;
el sol que brilla en el cielo
se mete por la ventana.


Mi casa es como un barco,
que anda por la vida;
la calle es mar tranquilo,
mar bravo es la avenida.

En mi barco yo navego
por el mar del mediodía;
navego un mar de aventura,
navego un mar de alegría.


Mi casa es como un barco,
un barco de papel;
yo soy el capitán,
yo soy el timonel.

En mi barco yo navego
por el cielo de la tarde;
el cielo está todo rojo,
el mar parece que arde.


Mi casa es como un barco,
el balcón, la cubierta;
de noche anda mi barco
por la calle desierta.

En mi barco yo navego
por la noche que es un mar;
cierro los ojos y en sueños
nos vamos a navegar.